domingo, 29 de agosto de 2010

¿Por qué todo se complica?


Hola atrapadores de sueños!
Llevo unos días pensando lo fácil que era todo cuando era pequeña, cuando pensaba que mis padres siempre tenían razón, cuando no tenía que pensarme las cosas una y otra vez para decidir lo correcto siempre con miedo a equivocarme porque simplemente no era nuestra obligación o mejor dicho nuestro derecho el de decidir hacía donde se dirigía nuestra vida. Si es cierto que el mayor regalo de una persona es su libertad de decisión pero todo era más fácil cuando no era necesaria. Poco a poco vamos descubriendo las cosas más feas de esto que parecía una bonita vida, tenemos vivencias desagradables que nos marcaran para siempre, nos hacemos preguntas, dudamos de áquello que antes considerábamos bueno o malo sin ni siquiera planteárnoslo.
Siempre he sido una persona de esas que tiene las cosas muy claras, que saben lo que quieren... pero últimamente me he dado cuenta de que el dicho aquel de "ten cuidado con lo que deseas que se puede cumplir" es totalmente cierto, tenemos grandes expectativas en la vida, nos pasamos la mitad del tiempo pensando en lo que queremos y cuando lo conseguimos nos asustamos porque no nos sentimos como deberíamos sentirnos o simplemente echamos de menos lo que teníamos antes, eso que odiábamos tanto y teníamos tantas ganas de deshacernos resulta ser lo más bonito...
Decisión tras decisión, acierto o error, creo que lo llaman adolescencia. Yo sigo con mis dudas, con mis enfados a destiempo, con mis ganas de conocerlo todo y con el miedo a no sentir nada. Y aunque algunos sueños en la práctica no son tan maravillosos como parecían yo voy a seguir intentando cumplirlos todos que total para echarse atrás siempre hay tiempo. Mira por donde le voy a coger gustillo a eso de libertad de decisión!

jueves, 19 de agosto de 2010

¿Por qué no aceptar que cada uno es diferente?


Hola atrapadores de sueños!
Me he parado a mirar a mi alrededor y a fijarme como han cambiado las cosas. Hoy en día tenemos la libertad de elegir lo que nos de la gana en practicamente todos los aspectos de la vida y en esta entrada quiero hablaros de uno de los aspectos más básicos y también uno de los que más ha costado cambiar. Me estoy refiriendo al concepto de familia, ya no es obligatorio eso de casarse un hombre y una mujer y traer al mundo todos los hijos que "dios quiera" de forma natural. Para mí el concepto de familia tradicional merece todo el respeto del mundo pero al igual que el resto de conceptos de familia que han aparecido recientemente, bueno mejor dicho que han existido toda la vida pero que ahora comienzan a ser aceptados socialmente.
Ahora se tiene todo el derecho a ser soltero/a, ya no es obligatorio el vivir emparejado y se ha dejado de juzgar a los que viven de esta manera por solterones ahora se les llama singles, personas que por motivos laborales o simplemente por el gusto de disfrutar de su soledad prefieren no tener pareja. Algunos de estos singles adoptan niños, otros no. Hay quien se casa con una persona de su mismo sexo, quien lo hace con una persona del sexo contrario, quien vive en pareja pero no cree en el matrimonio, quien siendo homosexual decide tener hijos, quien se fecunda con el esperma de un desconocido, quien se enamora de una persona mucho mayor o mucho menor. Ahora tienes todo el derecho de enamorarte de quien te de la gana, rubio, alto, bajito, moreno, blanco, negro,asiático, judío, musulmán, católico, ateo, agnóstico, lo que te de la gana.
Señores estamos en el siglo XXI, y si es cierto que hay muchas cosas que han empeorado pero otras muchas no.
Nos han dado la libertad de hacer todo aquello que se murieron de ganas todos aquellos que nacieron en siglos pasados y se enamoraron en secreto de la persona equivocada en aquel momento. Ahora en el amor no existe equivocación, sólo el derecho a elegir a quien te de la gana y sólo una obligación que intentes ser lo más feliz posible tras tu elección.
Yo todavía soy muy joven y no sé que clase de familia tendré pero da igual atrapadores de sueños porque sé que podré tener la que me de la gana!!!

jueves, 12 de agosto de 2010

¿Por qué siempre lloro?


Hola atrapadores de sueños!
Tengo una tradición llevo 17 años llorando el día de mi cumpleaños. Mis lloros los han provocado diversas razones, cuando era pequeña creo que lloraba porque me ponía tan nerviosa el día de mi cumpleaños y tenía tantas ganas de que fuera perfecto que al mínimo error sentía que había sido un fracaso.
Hoy, no me he saltado la tradición, pero esta vez ha sido de emoción, la emoción de saber que por muy lejos que esté la gente a la que quiero no se olvidan de mi. Que da igual, las disputas, la distancia, el tiempo, el verano que nos vuelve a todos locos y hace que nos olvidemos del calendario, todos aquéllos que sinceramente me importan han estado conmigo aunque fuese desde lejos. Palabras de cariño, deseos buenos, mensajes positivos, animación a la delincuencia por eso de que es mi último año como menor de edad, un día muy especial y sobretodo gracias a esas personas que están ahí. A mis amigos por felicitarme desde lejos los que no están y encenderme velas a escondidas los que si lo están, a mis familiares por hacerme esas llamaditas que siempre se agradecen, a mi hermana por estar ahí desde siempre y hacerme esos regalos tan maravillosos y a mis padres por darme el mejor regalo del mundo: la vida.
Espero seguir llorando muchísimos años más, quizá dentro de unos cuantos llore porque me vea demasiado vieja o quizá los años me den la sabiduría que me hagan emocionarme por cosas aún mas grandes.
Por ahora espero disfrutar de mis 17, es una cifra que siempre me ha gustado y me da en la nariz que me van a dar buena suerte, yo seguiré con mis lloros, y mi madurez intermitente durante unos añitos más.

domingo, 8 de agosto de 2010

¿Por qué las estrellas no se ven igual en todas partes?


Hola atrapadores de sueños, está última semana la pasé lejos de Madrid y de su contaminado cielo.La pasé en un pequeño pueblo de Toledo, donde las estrellas pueden verse cada noche.
Me he dado cuenta de algo, el cielo es igual de bello en todas partes, pero depende del lugar en el que te encuentres es más fácil contemplar esa belleza.
Y he empezado a preguntarme, ¿y si sucede lo mismo con las personas?, ¿y si como el cielo somos todos iguales?, quizá la respuesta sea la misma, depende de la luz que nos alumbre y el lugar en el que estemos se nos ve de diferente manera, pero las personas somos siempre iguales aunque haya una nube de contaminación que no nos deje verlo.
Lo que quiero decir con esto es que todos al fin y al cabo buscamos lo mismo pero nos disfrazamos de algo, de un rol, que a veces viene impuesto por la sociedad que nos rodea o simplemente nos lo buscamos solitos por esa necesidad de sentirnos dentro de un grupo.
Sinceramente yo siempre me creí diferente a los demás, miro a mi alrededor y veo una panda de conformistas que no aspiran a nada en la vida, solo aquello que les ha tocado, que no sueñan, que no miran más allá, que no se dan cuenta que detrás de todas estas luces cegadoras hay un maravilloso cielo repleto de estrellas... pero ahora me he dado cuenta que no, que todos soñamos despiertos aunque no lo reconozcamos, que todos queremos llegar a lo más alto, que al fin y al cabo como dice la canción de El canto del loco: que somos solo personas.
Y ahora desde la ventana de mi habitación, vuelvo a contemplar este cielo vacío y triste, pero se que no es así que en realidad es un cielo tan bello como el de aquel pequeño pueblo de toledo, y tengo la esperanza de que aquellas personas que también parezcan vacías y tristes lleven debajo de su disfraz un cielo repleto de estrellas.