viernes, 20 de noviembre de 2009

¿Por qué poner un límite a los sueños?


hola atrapadores de sueños!
Hace poco comencé a sentir que mi mundo era demasiado pequeño, que estaba demasiado reducido, que se centraba demasiado: las mismas cosas, las mismas caras, los mismos sitios... Y de pronto pensé, ¿qué hay después de esto, de esto llamado vida?, la verdad nadie la sabe, por lo que decidí expandir mi mundo hacerlo grande; cambiar la secuencia repetitiva de mi vida por una en la que cada día fuera diferente, en la que yo decidiera lo que quería y no me lo impusiera ni la rutina ni el mundo en general. Ser quien dirigiera mi propia vida, orientándola a mis sueños, esos que para mí nunca tendrán fin.
Atrapadores de sueños la vida nos pondrá siempre muchos obstáculos, momentos malos, momentos buenos, nos impedirá muchas cosas, pero hay algo que nada ni nadie podrá impedirnos jamás; y eso se llama soñar. No hay un límite para nuestros sueños; se puede soñar lo que se quiera, tus sueños te pueden llevar a los sitios más insospechados, con las personas más sorprendentes y puedes hacer las cosas más increíbles que se te ocurran,pero no olvides que como decía Calderón de la Barca los sueños, sueños son debes saber que no siempre se cumplen y debes volver a la realidad. Ya sé que es mucho más bonito nuestro mundo soñado pero intenta que tu realidad se parezca los más posible a tus sueños, haz todo lo que esté en tu mano para conseguirlo porque si lo haces el placer será mucho mayor en la realidad. Algo tangible, que percibes por los sentidos y que además siempre será una recompensa a tus esfuerzos.
No sé que me pasará después de mi vida, aunque la verdad prefiero no pensarlo. Lo que si sé es lo que quiero que pase en mi vida... quiero que sea una vida sorprendente, con cambios (buenos), con nuevas caras, momentos diferentes, que me hagan... SOÑAR.